Jóvenes de la Zona Maipo en salida misionera
- Por Enrique Astudillo Baeza

Hasta Pirque llegó un grupo importante de jóvenes quienes bajo el lema “Enviados a animar la Esperanza”, dieron vida a la Cuarta Jornada de animadores, realizado entre los días 23 y 25 de septiembre.

Con esta potente actividad los jóvenes pertenecientes a las comunidades parroquiales de la zona del Maipo finalizaron este proceso formativo profundizando en la preocupación social de la Iglesia y el llamado a estar pendientes ante las necesidades de los hermanos, bajo la Doctrina Social de la Iglesia.

Apoyados por el padre Manuel Reyes y utilizando la metodología de Ver, Juzgar y Actuar, cada unos de los jóvenes fueron viendo las necesidades de sus sectores parroquiales y a nivel país, para posteriormente, dar espacio al conocimiento del programa de Colonias Urbanas.

Para lo anterior, la encargada de Colonias Urbanas de la Zona del Maipo, Camila Pastene, cooperó en darle el impacto necesario para generar en los más pequeños de sus sectores parroquiales el impacto necesario del programa y asimismo, el testimonio de Mayra Maureira, joven participante activa de Colonias Urbanas en el sector de Santa María Magdalena, ayudó para corroborar la importancia de la iniciativa.

Con esto, los jóvenes concluyen este proceso formativo arquidiocesano de la Vicaría de la Esperanza Joven, donde sus animadores van con la misión de ser jóvenes en salida, evangelizadores de la gran ciudad a la que pertenecen en todos los espacio y con la función de animar a otros jóvenes a llegar al encuentro con Cristo Vivo.

Finalmente, en la eucaristía, presidida por el Asesor de la Pastoral Juvenil de la zona, el padre Alexis San Martín y en compañía de las familias de los participantes, cada uno de los 35 jóvenes fueron certificados de este proceso de formación, siendo enviados a ser agentes activos en la sociedad mediante la participación ciudadana y teniendo presente el discernimiento para el proyecto de vida que Dios les propone.

“Como equipo de pastoral juvenil, agradecemos a cada joven animador participante de esta jornada, a los formadores y acompañantes de comunidad quienes con su presencia, dieron vida a este proceso formativo en la zona, y de un modo muy especial agradecemos a la hermana Carolina Madariaga, quien durante cuatro años, ha sido parte del equipo de Pastoral Juvenil y ha acompañado con su presencia a cinco generaciones de animadores y encomendamos a Dios el nuevo desafío que junto a su comunidad del Buen Pastor tienen encomendado en ella”, sostuvo Marta Cea, encargada de Formación Zona del Maipo.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 28 de Septiembre, 2016
Galerías Fotográficas