Zona Norte y Cordillera tuvieron su primera jornada de proceso de formación de animadores de la esperanza.
- Por Enrique Astudillo Baeza

Un grupo importante de jóvenes enviados por sus párrocos y representantes de los respectivos Decanatos de sus zonas, se encontraron para vivir una dinámica jornada en ambos sectores de Santiago.

Todo fue una fiesta en Cristo. Un equipo de 10 formadores poco a poco fue acogiendo a cada uno de los jóvenes que se iban integrando.

Así, en cinco grupos, cada uno de los participantes, trabajaron el conocimiento de la Iglesia como pueblo y como institución, su organización, su misión, que según Camilo Orellana, encargado de formación de la Zona Norte “cada son parte esencial como animadores de comunidades juveniles”.

Esta primera jornada se coronó con una hermosa eucaristía presidida por el Asesor Zonal de la Pastoral Juvenil, Padre Juan Garrido en la parroquia Nuestra Señora de la Estampa en Independencia.

Guillermo Quero, encargado de formación de la Zona Cordillera, en tanto, relató que “en la casa zonal se dieron cita el equipo de formadores y algunos de los jóvenes de la zona que participarán de este proceso. Los temas que trabajaron fueron su encuentro con Jesucristo vivo, su vocación, misión y rol como animadores de comunidades juveniles, el código Kerigma y la historia del trabajo con los jóvenes de la arquidiócesis a través de la propuesta del Plan Pastoral Esperanza Joven”, explicitó.

En este sector de la capital, la eucaristía fue presidida también por el Asesor Zonal de la Pastoral Juvenil, Padre Rodrigo Cordero.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 28 de Abril, 2016
Galerías Fotográficas