Más de cinco mil jóvenes se tomaron la Plaza Italia para celebrar a Jesucristo

El Cardenal Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago, presidió la peregrinación de la Fiesta de Ramos, que partió cerca de medio día en la Plaza Italia y terminó con la misa a los pies de la Virgen del cerro San Cristóbal.

En el año de la Misión Territorial y con el lema “la fe se fortalece dándola”, la Vicaría de la Esperanza Joven animó la Fiesta de Ramos 2014 que se realizó el sábado 12 de abril y que partió con una peregrinación desde la Plaza Italia. Desde el medio día, los miles de jóvenes fueron llegando hasta la emblemática plaza que se encuentra a la altura del metro Baquedano. Manifestaron públicamente su fe, portando lienzos y pancartas, entonando cantos y oraciones, conmemorando con orgullo la entrada triunfal de Jesús.

A las 15:00 horas el Arzobispo de Santiago bendijo los ramos de los asistentes en la entrada de Pío Nono del cerro, donde había un escenario con música. Religiosas y sacerdotes acompañaban a los alegres jóvenes que llegaron desde todos los sectores de la arquidiócesis, y que empezaron a caminar hacia el Santuario de la Inmaculada Concepción de María, en la cumbre más famosa de Santiago. El Cardenal Ezzati, confesó a algunos de los participantes, para luego comenzar el recorrido por las cinco estaciones de la peregrinación.

La eucaristía

El broche de oro de la fiesta juvenil fue la celebración de la misa a las 17:00 horas. Mientras en la ciudad atardecía, la imagen de María refulgía con los cantos y entusiasmo de los peregrinos. “Siento alegría por la entrada de Jesús en Jerusalén que nos invita amar. Es fácil comparar lo que vivió Jesús y lo que estamos viviendo como expresión de la fe joven, somos el Cuerpo de Jesús que nos damos”, dijo monseñor Ezzati al comienzo de su homilía.

Su catequesis siguió con una reflexión sobre el sentido de la Fiesta de Ramos: “Hoy, no solo recordamos un hecho histórico que pasó hace más de dos mil años, cuando la gente levantó sus ramos y dijo hosanna al Rey. Hoy queremos entrar en el corazón de la ciudad para decir que Dios nos ama a todos”, dijo, y luego interpeló a los jóvenes: “Sean profetas en sus comunidades y griten con fuerza que el Señor camina en la ciudad de Santiago, ofreciéndonos su corazón de Padre”.

“Naden contra la corriente, no crean en los profetas falsos que entregan amargura. En esta fiesta de los jóvenes católicos, hay una provocación, Jesús no bajó de la cruz, la cruz es el signo de la vida nueva que brota de Él. No crean en aquellos que les ofrecen éxito y poder, no es eso lo que Jesús nos ha enseñado”.

Al final de su homilía, volvió a arengar a los jóvenes, que atentos escuchaban la voz de su Pastor:” Para entrar en la ciudad hay que encontrarse con Jesús. No tengan miedo de acercarse a Él en los sacramentos y en los pobres porque Cristo está presente en cada uno de ellos. Piensen que vale la pena sentir la vida como don, que la vida abundante sea para todos. Vivan Semana Santa en profundo comunión con el Señor”.

Fuente: Comunicaciones Iglesia de Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 12 de Abril, 2014
Galerías Fotográficas