Vicario de la Esperanza agradece el paso de la Cruz de Chile por Santiago

El padre Francisco Llanca expresa que, la peregrinación contribuyó
a que los jóvenes salieran en misión y conocieran otras realidades


“Señor, aumenta nuestra Fe, para crecer como tu discípulos misioneros” fue el lema que inspiró la Peregrinación de la Cruz de Chile, que tuvo lugar entre marzo y octubre 2013, misionado, principalmente, en lugares de dolor. Esta actividad se enmarcó dentro del proceso de Misión Joven, en el cuál se invitó a los jóvenes a salir y dialogar con sus pares.

El Vicario de la Esperanza, padre Francisco Llanca, valora mucho lo sucedido con la Cruz y cuenta que el espíritu de esta acción misionera fue los diálogos de esperanza: “Escuchamos a los jóvenes, ellos querían una Iglesia más acogedora y misericordiosa, eso inspiró la peregrinación de la Cruz de Chile”.

Cada una de las sietes zona pastorales, asumieron una realidad de dolor respondiendo a la pregunta ¿A qué lugares iría Jesús hoy?. De esta forma comenzó la zona del Maipo, misionando entre los enfermos, luego la Sur entre los trabajadores y cesantes, en junio la zona Oriente visitó a los estudiantes; en julio el sector Cordillera concentró su misión en los migrantes: en agosto zona Oeste se reunió con los abuelitos, septiembre fue el mes de los políticos y la zona Centro acompañó a la Cruz y finalmente en octubre la zona Norte, misionó entre los privado de libertad.

¿Cuáles son los frutos de esta peregrinación?

Fue un impulso para la renovación pastoral y la Misión Joven que le dio más protagonismo a los jóvenes en la comunidad, incorporándolos a los Consejos Pastorales e interactuando con los adultos.

¿Cuáles son los desafíos luego de esta visita de la cruz?

El no quedarse con la primera mirada y seguir acompañado esas realidades, darle continuidad. La Misión Joven fue un proceso que nos hizo descubrir otros mundos que no considerábamos porque nos daba miedo. Tenemos que seguir con la Misión Territorial, repitiendo estas acciones misioneras.

¿Cómo la peregrinación de la cruz ayudó a la Misión Joven?


Nos permitió dar una mirada distinta a estas realidades de dolor, valorando la vida juvenil y descubriendo lo que podemos hacer en favor de otros

¿Qué experiencia de las Cruz de Chile fueron las más significativas?

Hubo acciones muy interesante; la visita al hospital, a las cárceles, a los enfermos. Una mirada de trabajo joven, acción de gracias a los abuelitos, que muchas veces son los que nos van trasmitiendo nuestra Fe. También la Cruz visitó el Palacio de La Moneda, siendo un signo de fe entre los políticos

¿Qué viene después de la Cruz de Chile?

Misión Territorial y seguir fortaleciendo la participación de los jóvenes en las parroquias, gestionando comunidades juveniles.

¿Qué significó la Misión Joven?


Tengo una mirada optimista, pero no fue un tiempo fácil. Hubo movimientos sociales, juveniles y situaciones difíciles en la iglesia. Fuimos dialogante, mostramos un Cristo con cariño. Todo reforzado con el encuentro con el Papa Francisco en la JMJRIO.

El Vicario de la Esperanza agrega que, el sábado 18 de enero de 2014 se realizará una asamblea juvenil arquidiocesana, donde se escuchará a los jóvenes y juntos mirarán los desafíos que les presenta la Misión Territorial a la pastoral juvenil de la Iglesia de Santiago.

Fuente: Comunicaciones Iglesia de Santiago

www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 13 de Noviembre, 2013
Galerías Fotográficas