Más de 80 mil jóvenes peregrinaron al santuario de Teresa de Los Andes
- Por Enrique Astudillo

La visita del Papa Francisco, el X Sínodo de Santiago y las próximas elecciones presidenciales, marcaron la jornada de la 27° peregrinación que comenzó en Chacabuco y culminó en el santuario de la primera santa chilena.

Bajo el lema "Caminando con Teresa de Los Andes al encuentro del Señor", ni el frío ni el sueño, venció a los entusiastas peregrinos que sabiendo la ruta de 27 kilómetros, mostraron en sus rostros el ánimo y la admiración por la vida de la primera Santa chilena y su compromiso con Jesús hasta sus últimos días de vida.

Pasado el mediodía, las primeras multitudes comenzaron a llegar hasta el Santuario para visitar la cripta donde descansan los restos de Santa Teresa y conocer la Plaza de la Cultura Vocacional, espacio en el que diversas congregaciones y movimientos compartieron su ser y el quehacer de los jóvenes, invitándolos a encontrar su vocación laical o religiosa.

"Empezamos muy temprano y ha sido todo excelente. Es una caminata que deseo de todo corazón cada año y vengo siempre preparado y con harta fe. Estoy muy contento de ver tanta gente de todo Chile y que viene a ver a Santa Teresa de Los Andes", analizó Leonardo Salinas, de la parroquia Perpetuo Socorro de Los Ángeles.

Mismo análisis realizó Monseñor Cristian Roncagliolo, Vicario de la Esperanza Joven del Arzobispado de Santiago: "No solo llama la atención la gran cantidad de gente, sino que hay un rasgo particular de los jóvenes que es la convicción. Cuando uno emprende un camino de 27 kilómetros, es porque uno está convencido de que está haciendo algo importante y eso ayuda a Chile. Un joven católico convenido de su fe, sabe que tiene una responsabilidad que trasciende la parroquia y su responsabilidad es el país y es un buen ciudadano", invitando ser parte del proceso eleccionario de noviembre.

Antes de la eucaristía, el Arzobispo de Santiago, junto al vicario de la juventud, realizaron una bendición y envío de los encargados parroquiales de los voluntarios que participarán de la próxima visita del Papa Francisco a nuestro país en enero próximo.

El cardenal Ricardo Ezzati, agradeció la presencia de tantos jóvenes, que pese al calor y lo largo del tramo, se hicieron parte de la liturgia, y los invitó a ser protagonistas en el acontecer de nuestro país.

"Es una jornada de fe juvenil que nos dice que Jesucristo impacta profundamente en el corazón de los jóvenes. Cuando muchos medios de comunicación social o la cultura nos dicen que los jóvenes no están ni allí, ¡aquí están! Aquí están para manifestar la alegría de haber encontrado a Jesucristo y de haber encontrado en Él, el sentido más bello de la propia vida, abierta a la trascendencia y a la solidaridad con todos, especialmente con aquellos que más necesitan", dijo.

Agregó: "Pareciera que el cimiento que es una campaña electoral que debiera ser para el servicio y para el futuro del país, se concentrara fundamentalmente en descalificar", por eso motivó: "Quisiera invitar a los jóvenes de una manera muy particular, pero también a quienes quieren trabajar por el bien público en la política, que luchemos en contra de esta actitud que no es la menor. Lo que tenemos que hacer es cultivar la amistad cívica que nos ayude a buscar el bien de todo el país, la solidaridad en todos los habitantes de Chile, esa es la gran tarea de la política".

Finalizó: "Este acontecimiento de hoy se enmarca en dos actividades hermosas y fundamentales en la iglesia de Chile: La primera es el sínodo diocesano, sínodo quiere decir caminar juntos y hacia donde queremos caminar juntos, hacia los jóvenes, la transmisión de la fe hacia los jóvenes y el discernimiento vocacional de todos los jóvenes. Y en segundo lugar, la visita próxima del Papa que viene a confirmarnos en la fe, que viene a decirnos de una manera muy particular a los jóvenes que el encuentro con Jesús está destinado a trasformar su vida, haciéndola vida de discípulos, de misioneros abiertos a las fronteras últimas a los más pobres a quienes más lo necesitan", concluyó.

Todo concluyó de manera tranquila, gracias a los 2 mil voluntarios – en áreas de salud, alimentación y seguridad- a cargo de la Vicaría de la Esperanza Joven, Gobernación de Los Andes y de Chacabuco, entre otros, quienes asistieron a los miles de jóvenes durante todo el trayecto y en las catorce estaciones que comprendió la peregrinación.

La actividad, contó con una alta concurrencia de decenas de miles de jóvenes de todo el país, entre comunidades de pastoral juvenil de la Arquidiócesis de Santiago, parroquias, movimientos, colegios e instituciones de educación superior de todo Chile y que este año tuvo un par de puntos altos con un stand del X Sínodo de Santiago, que entregó información sobre este importante acontecimiento para la Iglesia de Santiago.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 24 de Octubre, 2017
Galerías Fotográficas