Cientos de jóvenes se forman en escuelas de invierno de las zonas Maipo y Oriente de Santiago

Ni el frío o descanso en tiempos de vacaciones, fue excusa para que los jóvenes dieran tiempo para formar su fe. Comunidades parroquiales de la zona del Maipo y oriente acudieron a formarse en las escuela de la fe, realizada entre el 11 al 15 de Julio.



Escuela Zona del Maipo

Cerca de 120 jóvenes participaron activamente en este proceso de formación zonal, haciéndose parte de la importancia de formarse para transmitir el anuncio de la Buena Nueva, siendo discípulos Misioneros de Cristo en nuestra zona y ciudad.

Como equipo de Pastoral juvenil de la Zona del Maipo, agradecemos la participación de cada joven agente pastoral, que haciendo un alto en su vida cotidiana, se dio el tiempo de formarse, para fortalecer su servicio pastoral y así transmitir a Cristo a otros jóvenes que buscan encontrarse con Él, así como la disponibilidad de cada formador, que dio vida a cada taller e hizo fecunda esta instancia de formar a jóvenes que buscan anunciar lo que han vivido en Jesucristo.

Deseamos que este espacio formativo, anime a esta pastoral juvenil de la zona del Maipo a anunciar del Evangelio, y así nuestra Iglesia continúe enriqueciéndose con el testimonio y optimismo juvenil de transmitir a Cristo vivo.

Escuela en Zona Oriente

En la misma fecha, cerca de 100 jóvenes de la Zona Oriente, dedicaron sus tardes para aprender y reflexionar sobre algunos aspectos que les ayudan en el servicio pastoral. En total fueron seis talleres y un curso de formación, que se ofrecieron como parte del itinerario formativo que implementa el equipo de Pastoral Juvenil zonal.

Juegos y Dinámicas, Psicología InfantoJuvenil, Discernimiento sobre temas de contingencia, Oración y vida, entre otras temáticas, fueron abordadas como talleres durante el desarrollo de la Escuela de Invierno. Junto con los talleres, el curso Conociendo la Palabra de Dios, fue propuesto como parte del proceso de Formación de Animadores de la Esperanza (AES), propiciando la presencia de todos los y las jóvenes que están actualmente participando en este camino.

En sintonía con lo propuesto como parte de la planificación anual, todas las instancias formativas se orientan a potenciar las habilidades técnicas y pastorales que requieren los jóvenes para el ejercicio de sus servicios dentro de los espacios en los que participan. Ahora el desafío es seguir acompañando y motivar la presencia en otras instancias formativas, de manera que lo que se haya trabajado en cada taller, tenga un verdadero impacto en las comunidades de jóvenes.


Fuente: Vicaría Esperanza Joven
www.vej.cl

Santiago, 25 de Julio, 2016
Galerías Fotográficas