Jóvenes chilenos vivieron primer encuentro intercultural en Polonia en semana previa a la JMJ 2016
- Por Víctor Villa C.

Una peregrinación por las montañas que rodean la ciudad de Limanowa, por donde Juan Pablo II hizo innumerables veces oración; y un concierto junto a los jóvenes de otros países que están en la misma localidad, fueron las principales actividades que vivieron los chilenos en el inicio de la semana previa a la Jornada Mundial de la Juventud, JMJ Cracovia 2016.

Cuando a eso de las a las 4 de la mañana de este jueves 21 de julio ya asomaban los primeros rayos de luz entre las cumbres repletas de bosques que bordean Limanowa, la ciudad amaneció revolucionada por la presencia de jóvenes provenientes de lugares tan distantes como Chad, Alemania, Eslovaquia, Francia y Chile.

En esta pequeña urbe de 15 mil habitantes, Los jóvenes connacionales fueron recibidos la noche anterior por las familias de las diversas parroquias de la zona, quienes los apadrinarán durante los días previos al encuentro en Cracovia.

La jornada del jueves comenzó con misas en los 10 puntos donde los chilenos son acogidos, momento que fue seguido por diversas catequesis y posteriormente por recorridos turísticos pastorales a los diversos santuarios ubicados en las cumbres de los montes de la ciudad del sur polaco. Si bien dichas peregrinaciones pusieron a prueba la resistencia física de los muchachos, la alegría del compartir este camino de fe con compatriotas y con juventud de otros países dio el ánimo necesario para avanzar. Entre los lugares visitados destacó la caminata por el Mogielnica, cordón montañoso donde un joven sacerdote Karol Wojtyla llevaba en oración a jóvenes polacos, momentos que años más tarde inspirarían al futuro papa, para instaurar las jornadas mundiales de oración y alegría, como la de este año en su país natal.



Tras regresar de dichas especiales excursiones, y luego de un merecido y abundante almuerzo, la tarde traería una especial fiesta al centro de Limanowa. En la Concha acústica del parque central se desarrolló un concierto preparado por los dueños de casa, quienes a través de diversas presentaciones musicales dieron la bienvenida a las visitas provenientes de distintos puntos del orbe.

En la oportunidad se presentó al padre Francisco Llanca, Vicario de la Esperanza Joven y líder de la delegación chilena en la cita mundial, quien expresó: “Lo que el papa Juan Pablo quería era esto. Integración de la cultura, de la fe y sobre todo descubrir como la Iglesia se hace viva. Jesucristo nos invita a derribar fronteras”.

Juan Carlos Astudillo, secretario ejecutivo de la pastoral juvenil de Santiago, por su parte, agregó: “Han sido días preciosos, emocionantes. La gente en Limanowa ha sido tremendamente acogedora, hasta casi el límite de las lágrimas con todo el cariño que nos han brindado”.



Cristián, joven chileno que se tomaba una foto al lado de una imagen del papa Francisco nos contó: “Somos ocho personas las que estamos en Laskowa. Estamos felices representando a localidades como Los Ángeles, Valdivia, Linares, Chillán y Santiago”.

“Hemos sido recibidos maravillosamente por las familias, este viaje es una bendición y una oportunidad para crecer en el encuentro con jóvenes de distintas culturas”, dijo la hermana Berta quien aprovechó de enviar un saludo a Corral.

Revisa las imágenes del viaje y la llegada de los jóvenes chilenos a Polonia:



Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Limanowa, 21 de Julio, 2016
Galerías Fotográficas