Jóvenes chilenos ya palpitan la próxima Jornada Mundial de la Juventud
- Por Enrique Astudillo Baeza

Hasta el colegio Sagrados Corazones de la Alameda llegaron más de cien peregrinos para compartir las experiencias previas de lo que será este verdadero campamento de fe mundial.

La cita comenzó con la entrega del kit básico que llevarán los jóvenes hasta Cracovia. La idea era animarlos desde el principio y espantar la fría mañana en la capital.

Venían de distintas parroquias, instituciones educacionales y movimientos laicos, quienes poco a poco se fueron adentrando en el ambiente “Cracovia 2016” y sacudirse el nerviosismo y la timidez propia de lo que genera una actividad mundial.

Para lo anterior, recibieron la visita de Constanza Shober, seleccionada nacional en la rama de Taekwondo y que ha representado a Chile en 22 países, en los que cuentan Rusia, China, México, parte de Europa y América. La joven deportista, junto con motivar a los peregrinos, los invitó a dejar bien puesto el nombre de nuestro país y de la mejor manera posible, por medio del respeto y la responsabilidad.

El vicario de la Esperanza Joven, padre Francisco Llanca, sostuvo que con esta actividad “podemos ver las ganas de todos estos jóvenes de ser peregrinos y de querer encontrarse con Cristo, con el hermano y de vivir una experiencia maravillosa de iglesia”.

También añadió que “estamos muy preparados, con un ambiente de organización muy potente y por sobre todo, con un gran espíritu de fe que se palpa en todos”.

En la oportunidad se presentó el Manual del Peregrino chileno, que en esta ocasión es un aplicación móvil desarrollada por la Vicaría de la Esperanza Joven, a través de la cual los jóvenes podrán saber diversos detalles como la agenda de la jornada, consejo a los viajeros, un pequeño diccionario español-polaco y datos útiles ante diversas situaciones que pueden encontrar en el periplo por Europa.

Juan Muñoz, de la parroquia Inmaculada Concepción de Colina, será quien llevará la bandera chilena ante el Santo Padre. Para él, esta responsabilidad es algo providencial y un orgullo: “Estar con jóvenes de todo el mundo y con el papa es algo que conmueve el corazón de cualquiera. Y reconocer el amor de la iglesia es algo maravilloso. A los jóvenes les digo que se abran a Dios y que vivan cada momento”, dijo.

En esa misma línea, Almendra Martínez de 16 años, tampoco dejó de lado su inmensa alegría por esta jornada: “Es algo extremadamente increíble. Es una jornada tan linda y encontrarse con Dios será una experiencia perfecta y que nos va hacer muy bien a todos”.

Pero también estuvieron presentes algunos padres de jóvenes que viajaran el encuentro para conocer distintos aspectos que rodean la actividad. Como el caso de Miriam Parraguez, madre de Nataly de 18 años, quien más allá del nerviosismo propio de la jornada, quedó muy tranquila con toda la información que recibió: “Quedo muy tranquila. Sé que será una experiencia que nunca va a olvidar y sé que va estar muy de la mano con Dios. Espero que conozca mucha gente, la que también va en el espíritu de mi hija que es encontrarse con Dios. A los demás quiero decirles que estén muy tranquilos y que los van a cuidar bien”.

En la actividad, se conformaron los grupos que se van a distribuir en las 10 parroquias que alojaran a los peregrinos chilenos, como también la entrega de información logística, de alimentación, vestuario y conectividad, entre otros.

Serán cerca de mil los peregrinos que llegarán desde de Chile hasta Polonia para participar de esta gran Jornada Mundial de la Juventud.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 02 de Julio, 2016
Galerías Fotográficas