Jóvenes celebran encuentro vocacional arquidiocesano en Santuario del Padre Hurtado

Reunidos en una verdadera plaza de la cultura vocacional, cientos de jóvenes se dieron cita este sábado 28 de mayo para reunirse a compartir los testimonios de fe de quienes forman parte de distintas congregaciones, y así conocer las vidas de quienes visten sotanas y hábitos.

Por Lorena Martino

Luego de una jornada de cantos, dinámicas y stands preparados por distintas congregaciones -dando a conocer su labor- llegó el Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, a saludar a los jóvenes: “Felicito que esta tarde de sábado se estén regalando un momento muy importante en la vida. Ojala que no sea simplemente una vez al año, sino que a lo largo de la semana, en algunos momentos, se puedan detener para preguntarle a Dios que habita en su corazón, cuál es el camino que tengo que seguir para alcanzar la plenitud de la felicidad y de la vida”.

Continuó: “Yo estoy convencido que cada uno de ustedes quiere ser feliz, y somos felices cuando nuestra vida se ubica allí donde Dios nos llama”. Finalizó realizando una bendición a los asistentes y recordando la importancia de las vocaciones: “Espero que puedan descubrir en su existencia la belleza de ser llamados por Dios a una vocación que siempre los hará felices porque aprenden a vivir en comunión al servicio de los demás”.

Mientras, los stands de información de distintas congregaciones entregaban testimonio de su fe. En uno de los puestos estaba Rodrigo Quintanilla, formador del seminario pontificio quien señaló: “Este año hemos querido fortalecer – en el Año de la Misericordia – testimonios de dos personas que hablarán de su experiencia, por ejemplo uno trabajo en la cárcel, otro en un psiquiátrico y así. Entonces generamos conciencia con el año de la Misericordia, con el lema: Tu misericordia, Señor, nos llama.”

Al otro extremo estaba la Hermana María Teresa de la pastoral vocacional, quien hizo una reflexión positiva del encuentro: “Queremos que haya siempre vocaciones para la iglesia, hemos visto harto interés”.

Además, analizó las preguntas más reiteradas por los jóvenes: “Lo que más preguntan es si uno es feliz en lo que uno está haciendo y viviendo y creo que es súper importante y la manera como ellos nos ven.”

Segundo encuentro para Erik Jiménez, proveniente de la parroquia San Marco de Maipú, quien agradeció la oportunidad de generar instancias de información de las distintas vocaciones: “Me hablaron mucho de acercarse e investigar de las congregaciones y sirvió la actividad para conocer gente de otras capillas”.

Javiera Rojas, de la Parroquía San José Benito Cottolengo, de Cerrillos, en cambio, dijo: “nunca había venido y me parece interesante que se hagan proyectos así”.

El encuentro terminó con la celebración de la Eucaristía, que fue presidida por el obispo auxiliar de Santiago y Vicario de la Zona Oeste, Galo Fernández, quien agradeció la instancia de que jóvenes de distintas parroquias y comunas se reunieran para aclarar sus dudas y vivir la belleza del evangelio: “La juventud es una etapa preciosa de la vida de grandes decisiones, es una etapa de síntesis entre lo que se ha recibido y lo nuevo que va gestando en una cultura”.

Finalizó: “la Iglesia quiere contribuir en un diálogo fecundo con los jóvenes, para que ellos también descubran lo nuevo que traen, pero lo hagan a partir de la riqueza del Evangelio de Jesucristo, que no deja de resonar en el corazón de todas las generaciones”.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 29 de Mayo, 2016
Galerías Fotográficas