Más de 90 mil personas celebran los 25 años de la Peregrinación al Santuario de Teresa de los Andes

Antes de las 5 de la mañana de este sábado 17 de octubre, miles de alegres jóvenes provenientes de diversos puntos del país recorrían los 27 kilómetros que separan la Hacienda Chacabuco, del Santuario de Auco. Manifestaban así su admiración al testimonio de vida de la primera santa chilena y su compromiso con Jesús en la sociedad e Iglesia de hoy.

Por Víctor Villa Castro

Ni el levantarse de madrugada, ni el frío que calaba los huesos, fue impedimento para que una multitud de jóvenes católicos se hicieran presente una vez más, como en los últimos 25 años, para recorrer el camino que en vida realizara la joven Teresa de los Andes. Quienes estaban a cargo de las 13 estaciones que comprende el recorrido por la cuesta Chacabuco, ya temprano señalaban su impresión de estar frente a una cantidad de peregrinos mayor que en años anteriores. Cifra que al caer la tarde fue establecida en más de 90 mil personas por la organización.

Uno de los tantos jóvenes peregrinos fue Vicente Muñoz, perteneciente al movimiento de Schoenstatt, quien comentó: “Como toda la juventud fuimos invitados a esta caminata. En verdad es súper emocionante ver la cantidad de gente que llega con el propósito de visitar el Santuario de Santa Teresita. Es ver otro lado de la Iglesia. Pensé que hacía falta que la juventud se moviera, por todos los problemas que hay en la Iglesia, y ver a toda esta gente que se moviliza me llama la atención y me muestra que estamos mejor, aunque aún falta mucho por renovar”.

Por otro lado, Susana Rojas, es una joven abuela que motiva la fe de su entorno: “Es tercer año que llevamos como familia caminando con mi hijo, mi nuera y ahora especialmente por nuestra nieta que tiene siete meses. Partimos a las cinco de la mañana desde Chacabuco para realizar este camino y agradecer por la salud de mi nietecita, y pedir por mi marido”.

Si bien muy alegre por el gran nivel de participación, el Vicario de la Esperanza Joven, Francisco Llanca manifestó: “Ha sido una experiencia muy hermosa de Iglesia, con muchos miles de jóvenes. No me gusta contar mucho cuántos son, pero si son miles. Se ve el Santuario lleno y eso da cuenta de una Iglesia viva que se preocupa de los jóvenes. Pueden tener baile, danza, visitar una expo carismas y creo que ese es el éxito de una peregrinación, que le da espacio a cada persona. No es una masa, son peregrinos que quieren encontrarse con Jesús, con los hermanos y que quieren dar testimonio del Señor en sus vidas. Él es quien movió a Teresita de Los Andes y quien nos invita a comprometernos en una sociedad que vemos con tantos problemas. No de forma lejana, ni utópica; sino que ahí, con alegría y esperanza, es donde Jesús nos dice: transforma el mundo, se un reformador social, sé un hombre que se la juega por el bien común”.

Similar fue la mirada del obispo auxiliar y vicario general de Santiago, Fernando Ramos, quien presidió la Misa central de la peregrinación: “Hoy estamos celebrando un acontecimiento muy importante. Hace 25 años, en 1990, comenzó esta iniciativa de peregrinar a este lugar para encontrarse con una hermana, una chilena, una joven: Santa Teresa de Los Andes que quería acogernos en su Santuario para que nosotros podamos también aprender de ella. Si le preguntamos a Teresa de Los Andes que pensaba de las demás personas, vamos a descubrir que para ella cada persona es un rayo de Dios para nosotros. Cada persona es alguien a quien puedo amar y servir en mi vida. Jesús nos decía en el Evangelio que hemos venido a servir a los demás y si nosotros descubriéramos que el sentido de la relación con las demás personas es el servicio, otro mundo tendríamos debajo de nuestros pies, porque nos daríamos cuenta que en el amor y en el servicio cambia la vida”.

Concelebraron la eucaristía el Obispo de San Felipe, Cristián Contreras y Galo Fernández, obispo auxiliar de Santiago. En la oportunidad, monseñor Fernández, leyó un mensaje del cardenal Ricardo Ezzati, que fue enviado desde Roma, en donde participa del Sínodo para la Familia. “Me alegro en el Señor que por 25 años los jóvenes de la diócesis de Santiago y de tantos otros lugares de Chile peregrinen al Santuario de Santa Teresa de Los Andes en Auco, ofreciendo sus alegrías y penas, dolores y esperanzas al Señor de la vida. Es un testimonio hermoso de fe juvenil para todo el país. Los animo a que como dice el lema de este año, estén comprometidos con Jesús en el mundo. Tantos necesitan de la esperanza, tantos necesitan de la alegría y de la paz que provienen de Dios. Sean testigos del amor de Jesús en medio del mundo. Que el ejemplo de Santa Teresa de Los Andes, joven alegre y comprometida, sea un estímulo para su vida y como ella den generosamente lo mejor de ustedes en bien de Dios y de sus hermanos”, señaló la misiva enviada por el Arzobispo de Santiago.

Durante toda la jornada se desarrollaron en el Santuario gran cantidad de actividades. Como siempre los peregrinos visitaron la cripta donde descansan los restos de Santa Teresa. Pero además pudieron recorrer una Feria de Carismas en la que diversas congregaciones y movimientos compartieron su ser y quehacer a los jóevenes. Todo ello se vivió en medio de un ambiente de fiesta animado por sacerdotes y jóvenes laicos, y en la que participaron artistas católicos. El Flaco Pablo, el grupo musical Siervas (compuesto por religiosas de diversos países), y el cantautor Fernando Leiva, hicieron cantar y bailar a la multitud. Todo estas presentaciones se transmitieron vía streaming y redes sociales, llegando a posicionar hasta el 3° lugar de Chile en twitter al hashtag #yPonerseAcaminar

Durante la tarde se hicieron cargo de la animación la destacada pareja del mundo de la televisión, compuesto por Francisca Ayala y Hotuiti Teao. La joven comunicadora y modelo señaló: “Como matrimonio estamos muy orgullosos que nos hayan invitado a ser animadores de este encuentro juvenil. Un encuentro lleno de amor también. En varias oportunidades estuve peregrinando, desde los 13 años, y fueron momentos inolvidables, donde a través de la fe nos unimos todos. Que mejor mensaje al mundo que los jóvenes se unan en la fe, en el amor, a través de Dios. Es muy linda esta instancia de poder compartir con los jóvenes y hablar de que la Iglesia somos todos, para que tiremos para arriba en este tiempo que lo estamos pasando mal”. En tanto para el conocido animador y empresario, originario de Rapa Nui, el participar en este encuentro fue algo que le trajo lindos recuerdos: “Definitivamente son 25 años ya. Es un orgullo haber participado hace 23 años como miembro de un colegio. Hoy día estoy aquí animando con mi señora este encuentro maravilloso, en el que no solamente vemos juventud, sino a familias de aquellos jóvenes que participaron en la peregrinación y que hoy están juntos con su señora y sus hijos. Nosotros los jóvenes estamos llamados a sensibilizar con estos valores y la mano de Dios, y tenemos que participar activamente en la sociedad, ayudando, aportando y tomando decisiones para tener una sociedad un poco más justa”.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 17 de Octubre, 2015
Galerías Fotográficas