Video: Acólitos y Acólitas, servidores y amigos de Jesús

Este sábado 15 de noviembre se desarrolló el tradicional encuentro de la Pastoral de Acólitos de Santiago que reunió en el colegio Carolina Llona de Maipú a niños, niñas y jóvenes provenientes de distintas parroquias de la arquidiócesis. La actividad finalizó con una misa presidida por el Cardenal Ricardo Ezzati, en la que animó a los participantes a ser amigos de Jesús y María.



En el encuentro participaron acólitos y acólitas de Santiago y también una delegación proveniente de La Serena. Acompañados por papás, mamás y por los asesores de sus respectivas parroquias, los niños, niñas y jóvenes compartieron distintos momentos que comenzaron temprano en la mañana reflexionando en torno al lema “María, misionera de la Palabra de su Hijo” y profundizando en las virtudes de servicio, alegría, misión y humildad que representa la Virgen.

Luego del almuerzo, los acólitos salieron desde el colegio en procesión hacia el Templo Votivo de Maipú, visitaron la imagen de la Virgen del Carmen y luego participaron de la celebración eucarística presidida por el Cardenal Ricardo Ezzati, Arzobispo de Santiago y concelebrada por el Padre Mauricio Labarca, Asesor de la Pastoral de Acólitos de Santiago, el Padre Ignacio Gramsch y diáconos.

“En esta tarde quisiera saludarles y felicitarles porque ustedes manifiestan su amor a Jesús y a la Virgen María en su servicio en el altar”, fueron las primeras palabras del Pastor en su encuentro con la Pastoral de Acólitos.

En su homilía, el Arzobispo de Santiago profundizó en el significado de ser acólito, destacando el modelo de servicio que representa la Virgen María. "María fue acólita, ella recibió el anuncio de que sería madre de Jesús y se puso a servir, visitando a su prima Isabel. Pero no fue la única vez que salió a servir también lo hizo en las bodas de Caná cuando ayudó a Jesús para que realizara el milagro de transformar el agua en vino. María es la que ayuda permaneciendo a los pies de la cruz y recibiendo del Señor la misión de ser madre de todos y desde ese momento la Virgen nunca dejó de ser acólita, nunca dejó de servir a todos los hombres y mujeres para que Jesús haga en el corazón de cada uno el milagro de hacernos crecer como hijos de Dios. Qué bonito celebrar este día a los pues de la virgen Del Carmen que nos recuerda que nuestra vocación es la de servicio.

Tomando como ejemplo a San Tarsicio, patrono de los acólitos y a Santo Domingo Savio, el Pastor resaltó el valor de la amistad con Jesús y María como camino de santidad. “Chiquillos y chiquillas quisiera dejarles este ejemplo para que en su vida siempre tengan como amigos a Jesús y María. Gracias a quienes los acompañan, de manera especial a los sacerdotes, a las religiosas, a sus familias, gracias porque como acólitos aprenden a ser amigos de Jesús.

Antes de finalizar la eucaristía se entregó un reconocimiento a Carolina Castañeda, María Inés Silva e Ingrid Henríquez, tres voluntarias que han formado parte de la Pastoral de Acólitos de Santiago, en ellas la pastoral agradeció por la labor de tantos y tantas personas que apoyan la formación de los niños y jóvenes. “Con gran alegría las saludamos por todo el servicio entregado a la iglesia de Santiago les damos las gracias”, expresó el Padre Mauricio Labarca, Asesor de la Pastoral de Acólitos de la Arquidiócesis.

Finalizada la misa, el cardenal Ezzati se fotografió y compartió su saludo fraterno con los acólitos y acólitas en la explanada del templo.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl

Santiago, 16 de Noviembre, 2014
Galerías Fotográficas