Alegría y Fe en la XVIII Peregrinación Juvenil al Santuario de Lo Vásquez

Más de cuatro mil jóvenes participaron de esta Peregrinación con la que se da inicio al Mes de María en la Diócesis de Valparaíso.

Una fiesta de alegría se vivió en el Santuario de Lo Vásquez con la XVIII Peregrinación Juvenil que congregó a más de cuatro mil jóvenes de la Diócesis de Valparaíso provenientes de comunidades educativas, parroquiales y de movimientos laicales.

Desde muy temprano empezaron a llegar a la Plaza de Armas de Casablanca, quienes luego de una Liturgia de Envío iniciaron su peregrinación hasta el Santuario de Lo Vásquez. Durante los 18 kilómetros de caminar los jóvenes se detuvieron en siete estaciones donde reflexionaron sobre el Decálogo de la Felicidad del Papa Francisco.

Los primeros jóvenes empezaron a llegar al Santuario de Lo Vásquez pasadas las 12:30 de este sábado 8 de noviembre, quienes eran recibidos por la séptima estación que estaba a cargo de la Parroquia Santa Filomena de Quintero quienes a su vez los invitaban a ingresar al Santuario a saludar a nuestra madre María y a tener un momento de oración. Luego los jóvenes descansaron para dar inicio a una tarde de compartir, bailar, cantar, rezar y alabar a Dios en el Campus Eucarístico.

La tarde se inició con la música y la oración del grupo Sonora e’ Rezar que está conformado por seminaristas del Pontificio Seminario Mayor San Rafael de Lo Vásquez, quienes también tocaron con el Grupo Locura de Cruz de la Pastoral Juvenil de la Diócesis de Valparaíso.

Un momento especial se vivió cuando el padre Paulo Lizama, Asesor Diocesano de la Pastoral Juvenil invitó a subir a los sacerdotes, religiosas y seminaristas presentes en el Campus Eucarístico. Ocasión en la que se rezó por ellos y se pidió por nuevas vocaciones sacerdotales y religiosas.

Tras ello, empezó la presentación de los cantantes católicos Sandra Salas y Dany Muñoz quienes con sus palabras y cantos motivaron y animaron a los jóvenes, quienes a pesar de haber caminado más de 17 kilómetros desde la Plaza de Armas de Casablanca hasta el Santuario seguían con fuerzas para bailar y correr por los pasillos del Campus.

Luego de las presentaciones musicales, se efectuó la Santa Misa que fue presidida por Mons. Gonzalo Duarte, Obispo de Valparaíso quien en su homilía recordó a los 46 jóvenes mexicanos asesinados en manos de carteles de la droga. “No sé hasta dónde puede llegar la maldad humana. Les comento lo de estos jóvenes porque ellos también eran jóvenes. Hoy que hemos meditado las palabras del Papa Francisco sobre el Decálogo de la Felicidad, la Iglesia nos pide, particularmente a ustedes los jóvenes, que recuperemos la alegría”.

“Todos tenemos motivos para estar tristes pero también para estar alegres. Tenemos que ser testimonios alegres y convencidos. Mirando con cariño a María y su ejemplo; y el Espíritu Santo que está en ustedes los ayudará a estar alegres. No podemos estar ausentes de los grandes problemas de Chile, pero el Señor es más fuerte. Él puede y quiere hacer maravillas en ti, y hemos venido aquí para pedirle al Señor que haga maravillas en nosotros y podamos cumplir este hermoso Decálogo que el Papa Francisco nos regala. Pensemos en qué maravillas puede hacer Dios en mí y qué maravillas puedo hacer en mi casa, en mi comunidad”.

Con la bendición final y el envío de los jóvenes se finalizó la XVIII Peregrinación Juvenil al Santuario de Lo Vásquez.

Fuente: Comunicaciones de Valparaíso
Casablanca, 09 de Noviembre, 2014
Galerías Fotográficas