¡Todos con la Biblia al encuentro de Punta de Tralca!

Más de 400 jóvenes se estima que asistirán al encuentro de Oración para Animadores de Pastoral Juvenil de este fin de semana. A todos ellos, la VEJ les recuerda llevar su biblia.

“La Alegría del Evangelio” se llama el encuentro de oración impulsado por la Vicaría de Esperanza Joven (VEJ) para los y las jóvenes que animan la pastoral juvenil de la arquidiócesis, que se realizará entre el 30 de mayo y el 1 de junio en la Casa de Retiro de Punta de Tralca.

Durante el fin de semana, el evento se estructurará en base a los temas: “Sorprendidos por la alegría”, “Llamados a la conversión”, “Comunión misionera”, “La Alegría de la Cruz”, “Primeriar el amor” y “Llenos de gozo en el Espíritu Santo”. Y para que el encuentro sea lo más íntimo que se pueda con el Señor, explicó el jefe del Área de Desarrollo Pastoral de la VEJ, Camilo Calas, es muy importante que cada participante asista con una biblia.

“Si queremos encontrarnos con Jesús y compartir la Buena Noticia con todos, debemos dar el paso decisivo de acercarnos a oír su palabra, de abrir nuestra mente y nuestro corazón para dejar que Cristo habite en nosotros como en un templo, porque en las Sagradas Escrituras podemos contemplar a Dios como en un espejo”, dijo.

“Cuando oramos, es vital nutrir y fundamentar nuestra vida, nuestra fe, poner atención al mensaje de salvación que Dios nos revela, por la acción de su Espíritu en Jesucristo. Para amar como el Señor nos ama, para saber que haría Él en nuestro lugar debemos ir a la fuente, debemos alimentarnos de su palabra, conocerle, en las Sagradas Escrituras y en la celebración litúrgica de la Iglesia, pueblo de Dios.

Para comprender más por qué llevar la Biblia a un encuentro de oración, Camilo Calas entregó el siguiente extracto de la Biblia Católica para los Jóvenes: "Orar es dialogar con Dios, pero para conversar con él necesitamos escucharlo. Dios nos habla de manera especial a través de su palabra. Es escuchándolo como recibimos su amor misericordioso, su llamado a vivir cerca de él y su invitación a colaborar en la misión de Jesús. Su palabra nos da a conocer sus designios maravillosos para nosotros y nos ayuda a descubrir el sentido de nuestra vida. La otra parte de la oración es nuestra respuesta a Dios, la cual no se da sólo en los momentos en que oramos, sino que se extiende a la vida entera. De esta manera nuestras actividades diarias se convierten también en oración. Para vivir en unión con Dios necesitamos orar tanto individualmente como en comunidad. La oración personal nos permite dialogar íntimamente con nuestro Creador, estrechar nuestra relación con Jesús y gozar con la acción del Espíritu Santo en nosotros. La oración comunitaria refuerza nuestra fe, nos ayuda a dejarnos guiar por la palabra de Dios, nos exige autenticidad ante nuestros hermanos, nos une con la comunidad eclesial en todo el mundo y con la iglesia triunfante que ya goza de la eternidad de Dios".

A quienes todavía no han confirmado su asistencia, se les recuerda que el costo por participante es de $16.000 y las inscripciones deben realizarse en las respectivas vicarías zonales. Consultas al fono 25307100 o al correo formacion@iglesia.cl

Fuente: Comunicaciones Santiago
Santiago, 28 de Mayo, 2014