Cardenal Ezzati celebra Eucaristía en su ciudad natal

En un domingo bastante lluvioso, desde muy temprano comenzaron los preparativos en la Iglesia de Campiglia dei Berici, para la celebración de la Eucaristía en que la comunidad se preparaba a festejar al nuevo cardenal de la Iglesia.


La Misa comenzó puntualmente a las 09:30 horas en un templo repleto de fieles, familiares, compañeros de colegio del Cardenal Ezzati y diversas autoridades religiosas, civiles y militares. Al inicio de la celebración eucarística, el cardenal, junto al obispo de Vicenza, renovó las promesas bautismales junto a la fuente en que fue bautizado, luego asperjó con agua bendita a los presentes.

En su homilía, el Arzobispo de Santiago se presentó ante los fieles -siguiendo la segunda lectura de la Misa- como "un servidor del Señor, para los hermanos y hermanas, y para anunciar el evangelio". Recordó las palabras que dirigió el Papa Francisco a los nuevos cardenales, en que les señalaba que no recibían un honor o se hacían parte de una corte, sino que su nombramiento era para seguir siendo servidores del Señor con y para sus hermanos.

En la Misa, el nuevo Cardenal recibió los saludos del encargado de la comunidad pastoral de Campiglia, de la alcaldesa y del concejo municipal del lugar y del obispo de Vicenza, quien, junto con manifestar la alegría de que un obispo bautizado, confirmado y ordenado sacerdote en Campiglia, haya sido hecho cardenal.

Recordó que mas de 800 laicos y religiosos de la diócesis son misioneros en el mundo, de los cuales 7 son obispos y ahora cuentan también con un neo cardenal. Finalizó entregando al Arzobispo de Santiago una imagen de Nuestra Señora de Monte Berico, patrona de la zona.

La celebración terminó con el compartir de un almuerzo fraterno en los salones de la parroquia.

Fuente: Comunicaciones Iglesia de Santiago
www.iglesiadesantiago.cl


Santiago, 03 de Marzo, 2014
Galerías Fotográficas