5 de enero, 2014
Desde la Catedral Metropolitana partió a todo Chile la undécima versión de la Misión País

Alrededor de mil 500 universitarios de planteles de todo el país viajaron este sábado a ciudades y localidades desde Arica Punta Arenas, para desarrollar la Misión País bajo el lema “Renovar la Iglesia y ponerla en el corazón de la patria” y llevar el mensaje evangélico a los lugares más apartados.

Pablo Loeser, encargado de Difusión y Medios de Misión País 2014, indicó que la Misión País nació el 2004, con el lema “Regalemos a la Virgen un Chile más santo” y que desde entonces cada verano, en el mes de enero van en misión por diez días. Este año son cerca de mil 500 participantes que desarrollarán esta actividad evangelizadora hasta el 11 de este mes en 45 ciudades y localidades desde el extremo norte hasta el extremo sur. Participan universitarios católicos entre los 18 y los 30 años de edad de todas las universidades del país, incluso estudiantes extranjeros, procedentes de Argentina, Colombia, Uruguay, Brasil y Tailandia.

La actividad de este primer día se inició en la Casa Central de la Universidad Católica, desde donde salieron en peregrinación hasta la Catedral Metropolitana, después de una tarde en la que hubo confesiones y turnos para la adoración al Santísimo, como una forma de prepararse interiormente a la misión, durante la cual realizarán visitas casa a casa anunciando a Jesucristo, compartirán con la gente sus inquietudes y la oración y también realizarán diversos talleres para niños y adultos.

Que a todos se anuncie el amor de Dios
Al comienzo de la eucaristía los jóvenes presentaron al Arzobispo de Santiago los grupos de misioneros y las ciudades y localidades a las que van, entre las que figuran Arica, Chiu Chiu, Antofagasta, Vicuña, Quelén, San José de Maipo, San Pedro de Melipilla, Paredones, Coronel, Los Ángeles, Mahuidach, Valdivia, Puerto Montt, Ancud y Punta Arenas

En la homilía, monseñor Ricardo Ezzati expresó su alegría por tantos jóvenes dispuestos a ir a evangelizar, y aseguró que “nadie está excluido del amor del Padre, y Dios quiere que nadie quede excluido del anuncio de su amor, de la presencia de su Hijo en la historia de la humanidad de la presencia de su Iglesia, signo del mismo Cristo liberador y salvador de toda miseria humana”.
Destacó que este envió a misionar coincide con la víspera de la fiesta de Epifanía, que recuerda el deseo de los Reyes Magos de encontrar a Dios, encarnado en el Niño Jesús. Agregó el pastor que hoy también hay un profundo deseo de encontrarse con Dios, pero que muchos niegan ese deseo porque “el dios que se les presenta a su fantasía no es el Dios verdadero”. Agregó que es necesario buscar y encontrar a ese Dios verdadero, y que una vez tenido ese encuentro “nace el deseo de que otros también se encuentran con Él”.

El Arzobispo de Santiago animó a los jóvenes a no tener miedo de seguir buscando a Dios y a tener sabiduría “para no seguir caminos falsos, egoístas”. Luego, recordando la enseñanza del Papa Francisco, resaltó a los misioneros que quien los envía es el Señor, y que Él los acompañará “con su gracia y la fortaleza para realizar la misión”. Señaló, además, que al anunciar a Jesucristo “no lo hagan con la cara larga, sino con alegría. ¡Sean portadores de la Buena Noticia!”.

Durante el ofertorio, un representantes de cada grupo puso la cruz misionera delante del mapa de Chile ubicado delante del altar, como signo de que ponen esta misión en las manos de Dios.

María Josefina Lecaros, alumna del cuarto año de Historia de la Universidad Católica, ha participado ya por tres años en la Misión País y afirma que “los jóvenes tenemos un activo rol que jugar en la Iglesia, y si nosotros no lo asumimos quién lo va a hacer. Tenemos que llevar la Palabra de Dios a todos los rincones de nuestro país”. Agrega que ir la Misión País marca un antes y un después en la vida de los misioneros, vamos a entregar lo más valioso que tenemos: la alegría de ser católicos. Para mí lo más importante que tengo es mi fe, y eso me motiva a compartirla durante algunos días de mis vacaciones. Puedo decir que he recibido más d¡e lo que he dado”.

Terminada la misa, los jóvenes se dirigieron a los buses y partieron a la Misión País con el ánimo recibido en este día de preparación.


Fuente Departamento de Comunicaciones
www.iglesiadesantiago.cl
Santiago, 05 de Enero, 2014
Galerías Fotográficas