Animadores de la Esperanza: La importancia de la formación en la Pastoral Juvenil

Luis Reyes es uno de los jóvenes que está viviendo este proceso y quiso compartir su experiencia de fe, “que me ha fortalecido espiritualmente”.

Lo que había escuchado Luis Reyes de AES (Animadores de la Esperanza) era que era un proceso de formación y que tenía que vivirlo. Es así como este joven de 17 años decidió ingresar a este camino, con objetivo de enriquecer su rol de animador de confirmación en la parroquia Ascensión del Señor, ubicada en la Zona Sur de Santiago.

“Quiero mostrar a Jesús a otros jóvenes, que lo incorporen a sus vidas” ese es el motor de este animador, quien ha adquirido herramientas sicológicas, técnicas y por supuesto espirituales para acompañar a personas que inician su camino de la fe.

El proceso de Animadores de la Esperanza es parte del Itinerario Formativo de la Pastoral Juvenil, (Plan Pastoral Esperanza Joven) y se realiza en jornadas temáticas en cada una de la las zonas pastorales de la Arquidiócesis, durante un año determinado.

Luis expresa que, esta formación le ha entregado bases valóricas de fe y herramientas al servicio de la animación juvenil. En este programa pueden participar todos aquellos jóvenes, que acreditados por su unidad pastoral, quieran ser animadores de Pastoral Juvenil y crecer en su compromiso cristiano.

¿Cómo ha marcado tu historia de fe este proceso de formación?

Desde niño fue acólito, pero sólo ahora viviendo esta experiencia de AES, pude entender que mi función principal como animador es intentar ser reflejo de Dios en la vida de las personas.

¿Qué importancia tienen la formación en la Pastoral Juvenil?

Es fundamental, por medio de estas jornadas de formación comprendí más la realidad juvenil y de paso me fortalecí espiritualmente. Además de tejer redes cooperación con las otras parroquias de la Zona Sur, surgiendo una comunidad viva de animadores de las esperanza

Luis quiere invitar a todos las personas que animan comunidades juveniles, a formarse como Animadores de la Esperanza para así realizar un labor en comunión y en sintonía con el Plan de la Esperanza Joven.

Los jóvenes, que durante el 2014, quieran participar de este proceso deben acercarse a su Zona Pastoral. Dentro de los requisitos para ingresar a este camino se requiere ser mayor de 16 años, contar con un año mínimo de participación pastoral, tener los sacramentos de iniciación cristiana, entro otras características.

Más información en www.vej.cl

Fuente: Comunicaciones Iglesia de Santiago
www.iglesiadesantiago.cl



Santiago, 08 de Octubre, 2013
Galerías Fotográficas