Samba y Cueca marcaron el Carnaval de la Fe en Petrópolis

Peregrinos chilenos y franceses visitaron a familias de los barrios más vulnerables de la ciudad. Compartiéndo los bailes y cantos característicos de cada país.

“La samba la llevamos en la sangre, es una danza a nuestra bandera. Es muy bonito poder compartir nuestros bailes y cantos con los chilenos y franceses. Pero lo verdaderamente importante es que es Cristo quien nos invita y convoca”, dijo Bruna, encargada de alzar la bandera cuando los brasileños presentaron la samba. La tarde del viernes 19 de julio, en un encuentro con las familias de la periferia de la ciudad.

Primero fue el turno de los franceses, quienes presentaron un canto de alabanza a Dios muy conmovedor. Con guitarra eléctrica y diversos instrumentos le dieron el toque juvenil a sus presentación.

Los chilenos fueron dirigidos por Celiria Arellano, joven de Coyahique quien participa en un grupo folclórico y que organizó a los peregrinos para presentar la cultura nacional. Comenzaron con el baile típico; la Cueca, luego pasaron por los bailes anscentrales de Isla de Pascua, la Cueca Brava, la pachanga de Chico Trujillo y hasta el Chamame, danza típica de la Patagonia.

Celiria cuenta que, lo que más valora es la unión de los chilenos, “compatriotas del extremo Sur, del Norte y Centro del país, todos nos juntamos para hacer esta representación, cada uno aportando ideas desde su historia personal”.

Con tambores y samba brasileños agradecieron la visita de peregrinos

Las familias de Caxambu, barrio vulnerable de Petrópolis, estaban muy agradecidas con la visita de los peregrinos. En un acto espontáneo irrumpieron en la sede vecinal con tambores y bailes, ofreciéndoles un verdadero carnaval a los asistentes.

Comenzaron con una danza a la bandera, para luego llenar el lugar con los sonidos de tambores y la energizante samba que contagió a los más de cien jóvenes que estaban en el lugar. Los cariocas les enseñaron a tocar instrumentos y los pasos de la samba, fundiéndose franceses, chilenos y brasileños en una verdadero “Carnaval de la fe” coronado por la alegría juvenil.

La jornada finalizó con un momento de oración, en francés, español y portugués y la bendición impartida por sacerdotes provenientes de estos tres países.

El día sábado 20 de julio, los peregrinos tendrán un encuentro en la Universidad Católica de Petrópolis. Se reunirán por grupos, compartirán la eucaristía y terminarán el día con una fiesta típica brasileña llamada “Fiesta Julina”.

Fuente: Prensa Jornada Mundial de la Juventud Chile
Santiago, 20 de Julio, 2013
Galerías Fotográficas