Chilenos al encuentro con Cristo en la JMJ Río 2013

La experiencia de participar en una Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) incluye el descubrimiento de nuevas culturas, conocer jóvenes de otros países y realidades, celebrando juntos la alegría de una Iglesia viva. Todo eso sucede, pero hay mucho más.

Adoraciones al Santísimo masivas y con un silencio abrumador, homilías y reflexiones del Vicario de Cristo en que pareciera que le hablara personalmente a cada uno de los presentes directo al corazón. Vía Crucis por las calles de la ciudad, reviviendo y testimoniando el mayor acto de amor de toda la historia. Estos son sólo algunos ejemplos de los momentos profundos que se viven en estas jornadas que en esta oportunidad se espera reúna a más de 3 millones de peregrinos en Brasil, de los cuales serán más de 6 mil chilenos en busca de un encuentro personal y comunitario con Cristo.

Carola Urrutia, es voluntaria de la Delegación Nacional y encargada de contenidos. Para ella, participar en esta JMJ es un gran signo de amor del Señor hacia ella. "Yo sólo espero que este fuego que tengo en el corazón, que Jesús ha puesto en mí, se propague a todos los jóvenes que irán a este encuentro. Que ellos puedan sentir también esa fuerza que da un nuevo rumbo a la vida".

Lo primero, explica Carola, será la misa de envío que se realizará en cada una de las diócesis de Chile donde hayan jóvenes que vayan a asistir a esta JMJ. En Santiago, la misa de envío será el domingo 7 de julio a las 12:00 horas en la Catedral Metropolitana.

Pero antes de partir, asegura que para tener un verdadero encuentro con Jesucristo en esta jornada, es muy importante la preparación la espiritual previa. "La parte logística en cuanto a maletas, alojamiento, pasajes y otros detalles son básicos, pero el armado de la maleta espiritual es clave", recalca. Una manera de hacerlo es descargando las fichas disponibles en www.rio2013.cl y trabajarlas juntos en comunidad.

Ya en Brasil, entre los días 17 y 21 de julio, se llevará a cabo la Semana Misionera, anteriormente conocida como "Días en las Diócesis" o "Pre-Jornada", que tiene como fin facilitar el ingreso de los jóvenes al país de acogida y preparar las diócesis rumbo a la JMJ Rio2013. Todas las diócesis de ese país se organizan para recibir a los peregrinos extranjeros, quienes juntos a los jóvenes de Brasil, participarán de varias actividades misioneras preparando el espíritu para el gran encuentro con el Papa. Luego de haber vivido esta previa fraternal, se llevará a cabo la Jornada Mundial de Jóvenes entre el 22 y el 28 de julio de 2013, en la ciudad brasilera de Río de Janeiro, y contará con la presencia del papa Francisco.

Durante todo este periodo, los chilenos tendrán dos momentos importantes en comunidad. Uno de ellos será la Misa en Petrópolis. Será una celebración bilingüe (español y portugués) y el coro estará conformado por 40 jóvenes pertenecientes a tres delegaciones grandes. En la oportunidad, se entregará una réplica en miniatura de la Virgen del Carmen al obispo de Petrópolis, Mons. Gregorio Paixão, quien además presidirá la Santa Misa. Además, se realizará un gesto misionero en que los jóvenes repartirán estampitas con la imagen y oración a la Virgen del Carmen para difundirlas entre los habitantes de esa localidad.

Otro momento muy importante será la misa de los chilenos el domingo 24 de julio a las 16:00 horas en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima en Río de Janeiro centro. "Será una misa inclusiva, con un énfasis particular en la opción por los más pobres. También se resaltará el sentido misionero y la vocación", enfatiza Carola.

Sin duda, uno de los sucesos más recordados, después de los encuentros con el Santo Padre, son las catequesis con obispos de todo el mundo en sus diferentes lenguas con mensajes profundos. En la JMJ Río 2013, se realizarán 3 días de catequesis, 12 de las cuales estarán a cargo de la Delegación Chilena en cuanto a animación, acompañamiento a los obispos y roles en la Eucaristía. Serán 4 catequesis diarias, una en cada sede, todas de forma simultánea en las mañanas.

Las reflexiones estarán guiadas en base a tres acentos "Sed de Dios", "Ser discípulos" y "Ser misioneros, id". Estos énfasis no sólo tienen directa relación con el lema de esta JMJ ("Id y haced discípulos a todas las naciones" Mateo 28,19), sino que nacen del impulso hecho desde Aparecida 2007 con la Misión Continental.

Según donde los peregrinos estén alojados, se desarrollarán las catequesis en lugares cercanos a ellos. En promedio son 1.200 personas por cada una y no son exclusivas para los chilenos, sino para todos los hispanoparlantes. En cada lugar habrá un responsable a cargo y habrán jóvenes dando su testimonio.

Harán catequesis los obispos chilenos Monseñor Cristián Contreras Villarroel, Obispo Auxiliar de Santiago y Presidente de la Comisión Nacional de Pastoral Juvenil del Episcopado y Monseñor Cristián Caro Cordero, Arzobispo de Puerto Montt.

Otros obispos que también viajarán a esta JMJ, pero no darán catequesis, serán Monseñor Juan Barros Madrid, Obispo Castrense, Monseñor Santiago Silva Retamales, Obispo Auxiliar de Valparaíso, Monseñor Tomislav Koljatic Maroevic, Obispo de Linares, Monseñor Ignacio Ducasse Medina, Obispo de Valdivia y Monseñor Francisco Javier Stegmeier Schmidlin, Obispo de Villarrica.

Fuente: www.iglesiaenmision.cl - Prensa JMJ Río 2013 Chile
Santiago, 02 de Julio, 2013
Galerías Fotográficas